Chucherías

Señor obispo, guarde sus chucherías y de una vez por todas entregue el traje completo le aseguro que tendrá algo para ponerse

Sr. General

Señor General, le vendría bien una ducha caliente que le de vuelta el sombrero y le moje los botones de la chaqueta

Príncipe en espera

Espere no más, ya le llegará su turno pero por favor haga algo por la vida que las manos se le ponen crespas

¿Dónde metió sus manos?

Señor, ¿dónde metió sus manos? las esconde en su traje elegante y se oculta en sus zapatos de señorita Le ruego tenga la vergüenza digna del ladrón de gallinas

El Rey

El Rey espera llamado para recuperar un país perdido.

No fue rey

No fue Rey, solo escritor de plumas recocidas.

Página  2  de  13